Lactancia materna, el primer aparato de ortodoncia

 

La elección entre lactancia materna o biberón suele ser una de las primeras decisiones a las que nos enfrentamos cuando tenemos un hijo

Posiblemente los efectos dentales no sean el principal beneficio que buscamos al elegir un tipo u otro de alimentación, suelen ser los referentes a la inmunidad , nutrición y protección frente a diversas enfermedades  los más habituales.

En nuestro medio son poco conocidos los efectos que el tipo de nutrición tiene sobre la morfología definitiva de los maxilares y de la oclusión dentaria.

Sin embargo, el efecto es tan  importante que merece la pena analizarlo.

El amamantamiento puede ser considerado como el primer aparato de ortodoncia , bueno en realidad ortopédico ya que su función es estimular el crecimiento de la cara del recién nacido.

 

Durante los 6 primeros meses

Ese es el tiempo que los organismos oficiales  recomiendan la lactancia materna exclusiva  , y aconsejan también que se complemente con otros alimentos hasta los 2 años o más, esto es, hasta que la madre y el bebé lo deseen.

Sin embargo, actualmente sólo el 38% de los bebés son amamantados exclusivamente a nivel mundial.

Parece que en España los índices son más bajos , estudios realizados en ciertas Comunidades Autónomas  indican que un 80% de las madres eligen dar el pecho a sus hijos en el momento del nacimiento, disminuyendo a un 56% la proporción de bebés alimentados exclusivamente con leche materna a los tres meses de nacer y a un 21 % a los seis meses

Estas cifras son importantes porque el efecto protector de la lactancia materna aumenta en proporción directa con su duración .

El objetivo de este artículo no es analizar los factores que condicionan que un 60% de las madres que inician este tipo de lactancia lo abandonen antes de los seis meses , pero si señalar el beneficio de prolongar esos 6 meses la lactancia materna.

Te animo a que “te pongas pesada” por primera vez en la vida de tu hijo (te pondrás muchas veces , ya verás) e insistas y no pases (si puedes ,por supuesto) al biberón.

 

Pensemos en un bebé….

En el recién nacido el cráneo es unas 8 veces mayor que el esqueleto facial, mientras que al final del crecimiento sólo lo es 2,5 veces, esto nos indica lo pequeña que es la cara cuando nacemos

La cara del lactante se caracteriza por un cráneo y unos ojos grandes, mientras que las zonas nasal y oral tienen una altura reducida , la mandíbula está claramente atrasada y es pequeña.

En los primeros meses de vida, la mandibula crece de manera importante , consiguiendose una relación más correcta entre ambos maxilares

 

mandibula de recien nacido

La lactancia materna está considerada como el primer y más importante estímulo de desarrollo mandibular en esas primeras etapas de la vida

 

Lactancia materna, beneficios bucodentales

1.Los movimientos que realiza el bebé para succionar el pezón condicionan un avance en la posición de la mandíbula . Este ejercicio realizado de manera repetitiva favorece el crecimiento y desarrollo de la musculatura orofacial y de los maxilares, sobre todo de la mandíbula.

2.Desarrolla de manera adecuada las funciones normales de deglución, masticación, respiración, y fonación .Importantes para el correcto crecimiento de las estructuras craneales y faciales

3.Facilita la respiración nasal del bebé

Mientras el bebé succiona aprende a respirar por la nariz, ya que se coordina la respiración con la succión y deglución rítmica sin soltar el pezón de la madre .La respiración nasal es necesaria para desarrollo del hueso maxilar superior

4Promueve un buen desarrollo de la musculatura oral. En el amamantamiento los movimientos de protrusión y retrusión mandibular que se producen ayudan a que la musculatura adquiera tono para poder realizar la masticación cuando erupcionen los dientes.
5. Previene patrones de deglución anormales. Al tragar durante la succión del pecho materno, la lengua se posiciona correctamente, evitando así que se desarrollen hábitos no deseados como la deglución atípica.

6.Evita la adquisición de hábitos bucales deformantes,(respiración oral, deglución atípica disfunción masticatoria, dificultades en la fonoarticulación del lenguaje)

7. Da gran estabilidad psicológica al niño, disminuyendo la frecuencia  de hábitos de succión no nutritiva (uso de chupete, chuparse el dedo, mano…)

8.Contribuye a la prevención de la caries dental.

La leche materna no tiene por qué producir caries si se tienen los cuidados necesarios. Por eso es importante saber que cuando al bebé le erupcionan los dientes y si se le amamanta de noche hay que limpiarle los dientes después

higiene dental desde el nacimiento

 

La utilización de una gasita húmeda para limpiarle las encías después de las toma, o la utilización de un cepillo dental dedal de silicona durante el baño, son buenas maneras de ayudar a crear buenos hábitos a nuestro bebé.

La lactancia materna desde el nacimiento y por un tiempo mayor a 6 meses contribuye notablemente a la prevención de de maloclusiones (malas mordidas)  o a disminuir su gravedad. 

Pero si tienes que alimentar a tu bebé con biberón deberías saber:

 

El acto de succión es completamente diferente : los movimientos que realiza el bebé son más pasivos ,no avanza la mandibula al succionar y los músculos de la mandíbula no se desarrollan tanto., el crecimiento mandibular es por tanto menor.

La lactancia artificial induce la respiración oral. Al estar la mandíbula en posición más retrasada, la orofaringe está cerrada y no puede respirar por la nariz, por lo que pasa a respirar por la boca soltando para ello la tetina del biberón

Además con el biberón, la estimulación de la musculatura es mínima, el bebé no termina de satisfacer su necesidad de succión y, por ello, en muchos casos utiliza objetos (chupete, manta..) o dedos, lengua, mano y uñas para quedar totalmente satisfecho

Esto es lo que denominamos succión no nutritiva, hábitos que propician maloclusiones dentales si persisten en el tiempo.

 

biberon versus lactancia materna

Las maloclusiones dentarias son más frecuentes en bebés que toman biberón desde el inicio o lactan el seno materno menos de 6 meses

 

 

¿Qué podemos hacer?

– 1.Intenta elegir una tetina que sea lo más anatómica posible.

Estas tienen:

. Un orificio pequeño, para que se esfuerce en la succión .

.Una base estrecha para que los labios puedan sellar correctamente y favorezca que  aprenda a respirar por la nariz

.El orificio debe estar en la parte superior de la tetina ,ya que permite que la lengua  tenga que realizar los movimientos de deglución más adecuados y similares a los movimientos a realizar con la lactancia materna

La utilización de estos biberones de boca ancha no anatómicos favorece el desarrollo de los músculos bucinadores, produciendo paladares más estrechos que producirán, a su vez, falta de espacios para sus dientes.

-2. El bebé debe colocarse en una posición correcta, semi-sentado y con la cabeza más elevada que el cuerpo, para que durante la succión se desarrollen correctamente los músculos masticadores.

-3. Nunca endulces el biberón (azúcar, miel)

-4. Los zumos deben ofrecérseles en tacitas, nunca en el biberón.

-5. Si le das un biberón nocturno es importante que le realices la limpieza bucal antes de que se duerma( a partir de la erupción del primer diente ).

-6. Evita prolongar el uso del biberón más allá de los 12-18 meses, a partir de esa edad debe tomar los líquidos en una taza.

 

bebe y lactancia materna
Darle el pecho a tu hijo es, sin duda, la mejor opción pero como dice Lola Rovati :” No es menos madre ni mala madre la que no le da el pecho a su bebé

En muchos casos …no es posible, pero si puedes ¡hazlo!

 

Virginia González del Río                                                            Fotografías:Shutterstock

Pixabay

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *