Cuando tu hijo se chupa el dedo y te preocupan las consecuencias

Se chupa el dedo….. ¡Qué desastre!

Eso dijiste cuando observaste que tu bebé tiraba repetidamente el chupete cada vez que se lo dabas y veías (con bastante frustración) que una y otra vez chupeteaba sus deditos, completamente ajeno a tus esfuerzos para que aceptara el chupete.

Has tenido que rendirte a la evidencia, le gusta el dedo.

Y es que en ocasiones no podemos elegir, lo hacen ellos.

 

El hábito de chupar: el límite entre lo normal y lo patológico

Quizás en alguna de las ecografías previas a su nacimiento tu hijo se chupaba el dedo, qué momento más especial ¿verdad?

ecografia se chupa el dedo

 

El reflejo de succión es uno de los primeros reflejos que se producen en los bebés, gracias al cual pueden alimentarse y desarrollarse.

Este reflejo se inicia de manera espontánea cuando la boca del bebé entra en contacto con el pezón de la madre o la tetina del biberón, es la denominada succión nutritiva.

Pero este reflejo de chupar se activa también con los dedos, chupete u objeto (una manta es el más popular) cuando el bebé no tiene hambre, es la succión no nutritiva.

La explicación más extendida a esta acción es que al niño le da seguridad  chuparse el dedo o succionar el chupete, es su manera de reaccionar cuando está cansado, enfermo o simplemente aburrido.

 

¿Dónde empieza el problema?

El foro de la Sociedad Española de Pediatría da respuesta a una pregunta muy frecuente:

“En torno a los 3 meses los niños empiezan a mirarse las manos y llevárselas a la boca. Digamos que están programados para ello.

A veces lo usan de autoconsuelo, otras por hambre, pero muchas veces no hay ningún motivo, lo hacen porque lo acaban de aprender.”

Ante la opinión del experto, relájate, piensa que si tu bebé se chupa el dedo está siguiendo su desarrollo normal.

bebe que se chupa el dedo

La evolución natural es que vaya disminuyendo el hábito a medida que se va haciendo mayor y en la mayoría de los casos, se corregirá de manera espontánea.

                      En torno a los 3-4 años el hábito debe desaparecer

Cualquier límite es controvertido pero esta es la edad en la que la mayoría de los profesionales coinciden, salvando las particularidades de cada caso, que chuparse el dedo pasa de ser un reflejo natural a un hábito perjudicial.

Es en este momento cuando activamente tenemos que intervenir para eliminar el hábito

 

¿Qué tipo de problemas puede tener mi hijo si se chupa el dedo? 

Los problemas que se pueden ocasionar son muy variables dependiendo de la:

. Frecuencia con que practica el hábito (de día, noche o siempre)

. Cantidad de tiempo que tiene el dedo en la boca

. Intensidad con que se chupa el dedo.

 

Los principales trastornos suelen ser:

  1.  Maxilofaciales :

-Aumenta la frecuencia de maloclusiones dentales :

  1. a) las mordidas abiertas (los incisivos superiores e inferiores no contactan al morder)
  2. b) las mordidas cruzadas posteriores (el empuje del dedo condiciona un paladar muy convexo y estrecho, ojival)
  3. c) clases II (aumenta la distancia entre la arcada superior e inferior, debido a un cambio en la orientación de las arcadas, desplazándose hacia adelante la superior y hacia atrás la inferior)

-El maxilar superior se desarrolla insuficientemente (hipoplasia facial) debido a que la interposición del dedo no permite la posición normal de la lengua (que es el estímulo que desarrolla el maxilar)

  1. Dentales:

Los dientes superiores se adelantan, se separan entre sí y los inferiores se retruyen.

  1. Problemas en el lenguaje:

La posición alterada de la lengua y el paladar ojival influyen en el lenguaje.

Ambos  intervienen en la fonación y la pronunciación de las letras

Los niños que se chupan el dedo tienen dificultad para pronunciar los fonemas: t-d-l  .

Además es más frecuente que padezcan ceceo y seseo

 

¿Cómo lo puedo ayudar?

Te recomiendo que realices lo siguiente:

1 .Debes adoptar una actitud positiva, nunca regañes (por muy “desesperado” que estés)

2.Nunca lo comentes en público si él está delante, solo conseguirás avergonzarlo

3 .Establece un sistema de premios, haz que entienda que valoras su esfuerzo:

  “Si no te chupas el dedo en todo el día nos vamos al cine

4.Lo debes distraer en las situaciones en las que suela chuparse el dedo .

Debes favorecer que esté ocupado con las manos (normalmente cuando se aburra, esté cansado).

5.Debes hacer que se habitúe a dormir con un juguete o un peluche (le proporciona seguridad)

6.Los remedios caseros suelen dar muy buen resultados y son muy útiles para los niños que se chupan el dedo dormido.

Durante la noche la succión es un proceso involuntario, pero debemos evitarlo.

Usar guantes o esparadrapo, o usar sustancias amargas (es conveniente que el niño esté de acuerdo, no tiene que verlo como un castigo) suelen dar buen resultado.

medidas para que no se chupe el dedo

Mi experiencia

En mi ejercicio he tratado bastante niños con este hábito (adultos y adolescentes incluidos)  y si  estás muy preocupado te recomiendo que te tranquilices, el problema se soluciona .

Si el niño es mayor hay que hablar con él, hacerle ver el problema, las consecuencias (los dientes se te van adelantar, te vas a poner más feo…).

Debe saber que no está solo, que lo vamos a apoyar (de ahí lo importante que es no regañar).

Muchas veces el hecho de que el ortodoncista  (u otra persona)  intervenga  facilita mucho las cosas.

Cuando los niños vienen a la consulta saben que tienen los dientes mal y siempre les digo que no le pondremos el aparato hasta que no se chupe el dedo, suele funcionar.

Si los niños son más pequeños  lo que mejor me funciona son las normas generales que te he indicado y estimularlo en la idea de que “es mayor”. “Ya no usa pañal, no moja la cama, va a la clase de los mayores…..”

 

Chuparse el dedo es un hábito que produce problemas ortodoncicos importantes.

Prevenir las consecuencias es un objetivo importante, si tu hijo se chupa el dedo debes acudir al ortodoncista para que lo valore… ¡Te podemos ayudar!

 

Virginia González del Río                                                                        Fotografia:Pixabay y Shutterstock

¿Tienes alguna duda? Si es así coméntala en nuestra página de Facebook o en el apartado de comentarios.

Me gustará mucho responderte

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *