El deporte y la salud bucal: lo que tienes que tener en cuenta

El deporte y la salud bucal están muy relacionados entre sí.

Te puede parecer extraño, pero tu salud bucal puede empeorar si haces deporte frecuentemente y a la vez si tienes una mala salud bucal puede empeorar tu rendimiento deportivo

¿Pensabas que esto sólo les ocurría a los deportistas de élite?. Si sigues leyendo te daré las claves para que entiendas la importancia de esta relación y las consecuencias que puedes sufrir si entrenas de forma regular y con una cierta intensidad.

Porque quizás padeces una lesión muscular que te está dando mucho “la lata”, que por muchas sesiones de fisioterapia que hagas no termina de desaparecer y  si te digo que te revises la boca , tal vez …¡te lleves una sorpresa!

La boca puerta de la salud

Esta es la clave del conflicto: la boca es la entrada de nuestro organismo, por ella entran los alimentos pero también las bacterias y las toxinas .

En ella se acumulan unos 500 tipos de bacterias que forman la placa bacteriana, que con una higiene descuidada, pueden dar lugar a caries y enfermedades periodontales (encía).

Estas enfermedades de las encías generan productos inflamatorios que pueden diseminarse por vía sanguínea a través de todo el cuerpo, produciendo enfermedades en órganos muy distantes .

De esta manera se favorece el desarrollo de enfermedades tan importantes como las enfermedades cardiovasculares,diabetes, infecciones respiratorias o el parto prematuro.

Y además, pon atención que esto te interesa, afecta a músculos, tendones y articulaciones.

Como tu salud bucal influye en tu rendimiento deportivo

Existen una serie de problemas bucales que pueden empeorar el rendimiento del ejercicio físico, produciendo lesiones que se pueden cronificar porque el origen del problema está muy lejos de la lesión: en la boca.

¿Cuáles son?

1.Las enfermedades de las encías .Se caracterizan por producir dolores articulares, lesiones tendinosas o pinchazos.

2.Las maloclusiones o formas de morder incorrectas

-El apiñamiento que muchas veces se asocia a las maloclusiones produce mayor retención de la placa bacteriana que favorece la aparición de caries y enfermedades de las encías.

-Aproximadamente un 30 % de los dolores musculares de cuello y espalda  tienen su origen en que se mastica de manera incorrecta, relacionandose muy estrechamente con la mordida cruzada

-Los traumatismos dentarios son mucho más frecuentes en personas que presentan los dientes superiores prominentes (clases II)

Un golpe en la cara , sin una protección bucal adecuada, puede producir diferentes tipos de lesiones: la fractu­ra o pérdida de un diente, lesiones en la mandíbula y en la articulación temporomandibular.

3.La respiración oral aumenta considerablemente en la práctica deportiva de personas no entrenadas apareciendo pronto el cansancio que tiene que ver sobre todo con la fatiga de los músculos res­piratorios,

Si a esto le añadimos una respiración oral habitual asociada muchas veces a maloclusiones el problema se complica

4.El bruxismo o hábito inconsciente de apretar los dientes está favorecido por el estrés al que normalmente se somete el deportista

Se produce un mayor trabajo de los músculos bucales que se relacionan con músculos de la cabeza, cuello y espalda.

Estos se contracturan y son la causa de dolores de cabeza y espalda .

 

Como el deporte puede empeorar tu salud bucal

La práctica intensa de un deporte o los hábitos que se desarrollen al practicarlo pueden conllevar el desarrollo de problemas bucales, fundamentalmente de caries.

Las caries aumentan por un doble motivo:

-El deporte hace que la cantidad de saliva disminuya, factor muy cariogenico.

La deshidratación que conlleva el ejercicio,el aumento de la respiración oral y el estrés son los principales motivos que la producen.

-Los hábitos que acompañan al deporte: Bebidas isotónicas, gaseosa, zumos y consumo elevado de carbohidratos favorecen la aparición de caries, erosión dental y sensibilidad

deporte y salud bucal agua

 

Grupos de riesgo

Si has leído hasta aquí (por otra parte…gracias, eso me anima mucho) es posible que te plantees la pregunta siguiente:

“¿Es posible que a mí, que voy 3 o 4 veces al gimnasio por semana y juego al padel ocasionalmente me afecten ese tipo de cosas? 

Con una actividad física moderada por supuesto que no hay problemas ,si además perteneces a la mitad de los españoles que han visitado al dentista el último año seguro que no tienes de qué preocuparte ,pero….¿y si no lo has hecho? ¿desde cuando no visitas a tu dentista?

Ese es otro tema diferente , espero haberte metido “el gusanillo” en el cuerpo y que en breve lo visites.

deporte y salud bucal

Pero me gustaría señalarte dos tipos de grupos en los que el riesgo aumenta.

1.Vigorexia: Cuando el deporte se convierte en una adicción

La vigorexia es un nuevo transtorno que se produce cuando el ejercicio deja de ser algo que se disfruta y se convierte en una rutina diaria, que exige constamente nuevos esfuerzos a nuestro cuerpo hasta llegar a ser una autentica adicción.

¿No te has fijado en ese número, por otra parte cada vez mayor,de personas que “viven “ en el gimnasio o en la pista de padel? por la mañana o por la tarde , entre semana o fin de semana están allí, dándole a la máquina de turno o a la raqueta.

Las endorfinas que se liberan con el ejercicio pueden llegar a ser peligrosas , hacen que nos sintamos mejor y más felices ,con lo que correr o montar en bicicleta (que debes saber que es la actividad deportiva que más nos gusta a los españoles)puede convertirse en adictiva.

Moderación, sin duda moderación.

2.Los adolescentes

El deporte está, felizmente, instaurado en sus vidas .Pero también lo están los malos hábitos alimenticios,el abuso de los refrescos, los zumos envasados, la higiene dental insuficiente.

Te aseguro que los datos anteriores llevan un matiz de “desesperación” : me confieso madre de un adolescente y trabajo diariamente con ellos…¡no hay que perderlos de vista!

adolescente y deporte y salud bucal

Deporte y la salud bucal: Qué deberías tener en cuenta si haces deporte asiduamente

1.Visitar periódicamente a tu dentista, las revisiones de la encía y de las caries son importantes.

2.Consultar con un ortodoncista si sospechas que muerdes mal.

3.Realizar una buena higiene oral

4.Cuidar lo que comes y bebes.

Evita ,en lo posible ,las bebidas isotónicas y gaseosas ..¡ bebe agua!

5.Usa protector bucal si realizas deportes de contacto.

 

¿Te ha surgido alguna duda?

Si es así coméntala en nuestra página de Facebook o en los comentarios

Te espero 😉

 

Virginia González del Río                                                        Fotografías: Shutterstock y Pixabay

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *