Cepillado dental en niños:¡conseguir el hábito!

 

Porque, seamos realistas ,lo difícil a la hora de enseñar el cepillado dental en los niños es conseguir el hábito, cepillarse les puede resultar hasta divertido, pero….que lo hagan a diario es lo complicado.

Sólo el 64% de la población infantil se lava los dientes siempre y si evaluamos a los adolescentes la cifra se dispara: “sólo” el 30% se cepilla los dientes todos los días.

Evidentemente tenemos un problema ,porque a todos estos niños sus padres le han enseñado la técnica y han invertido mucho tiempo en que aprendan como lo tienen que hacer.

Por mi experiencia puedo decir que el fallo está en que no se instaura el hábito, o sea  la costumbre de cepillar los dientes de la misma manera una y otra vez hasta que se realiza rutinariamente sin esfuerzo.

Hay un gran número de niños que no tienen interiorizados que igual que se lavan las manos antes de comer se tienen que cepillar los dientes después.

Y ese debe ser nuestro objetivo: “crear rutina”, sólo así tendremos éxito.

 

¿Cómo podemos hacer que los niños y niñas adquieran el hábito de cepillado dental?

 

1. Deben observar la conducta en otra persona:

Y esos obligatoriamente deben ser papá y mamá,además los dos a una.No vale repartirse las tareas,los niños deben ver unidad en el comportamiento.

Por  eso es importante revisar nuestros propios  hábitos e intentar mejorarlos.Debemos ser perfectos porque somos su ejemplo, en el que se van a basar.

Acuerdate de la frase:” No te pido lo que yo no hago“, en este caso es fundamental

 

2. Tienen que imitar nuestra conducta

Cuando los niños son pequeños aprenden jugando.Tenemos que hacer del cepillado dental un momento en el que la familia se divierta.

Nos cepillamos nosotros ,luego ellos e intercambiar los papeles…¡a ellos les encanta cepillar a papá y mamá!

Dependiendo de la edad del niño y sus capacidades hay que irles enseñando la rutina ,la técnica cuando son mayores es importante pero en los pequeños lo que realmente interesa es que se acostumbren a cepillarse y sepan su importancia respecto a la salud

Tenemos que hacerles ver que el cepillado dental se hace en un orden y que cuando lo cumplimos el trabajo está terminado.

Porque este es el mayor problema que presentan los niños mayores….van muy rápido porque no siguen un orden,cepillando los dientes por sectores y recorriendo todas sus caras.

Si desde pequeños le inculcamos el orden vamos a tener el tiempo de cepillado correcto con toda seguridad

 

3.Tienen que conocer cuál es la función y la importancia del cepillado dental

El cepillado dental es salud y con eso no se juega. Esto es importante y hay que hacer que lo entiendan, Deben conocer ,por pequeños que sean, que deben cepillarse después de las comidas y que si no lo hacen o abusan de las golosinas tendrán caries.

Desde luego esto es para los más pequeños, si tenemos hijos adolescentes es mejor enfocarlo en el tema de la imagen, de la estética que en ellos funciona mejor.

 

4. Los padres deben de ser constantes y deben apoyarlos

Esta tarea nos requiere esfuerzo y paciencia, no podemos relajarnos porque si no…¡estamos perdidos!

Este es un trabajo de todos los días, mínimo tres veces.

Hay que elogiarlos y decirles lo bien que lo hacen :”qué bien hueles” “¡que limpito estás!”, esto aumenta su autoestima y facilita el aprendizaje

 

5. Se les debe dar la responsabilidad de hacerlo solos

Nuestro objetivo es que sean autónomos.

Por eso hay que ir poco a poco dejandolos que se cepillen solos, pero ,y esto es importante: los niños menores de 8 años deben ser revisados siempre una vez al día.

Y si es posible hacedlo de vez en cuando si son mayores…¡examen sorpresa! o por lo menos no dejéis de hacer la consabida pregunta:¿Te has cepillado los dientes?

 

6. Deben asumir las consecuencias de no hacerlo

Es un hecho que hay niños que no se quieren cepillar los dientes.Y también os digo que son situaciones difíciles.

Como todo hay que empezar por las buenas: “ya eres mayor”,”te saldrán caries”…. intentando convencerlos , en general lo aceptan mejor que si lo hacemos como un mandato.

Pero si no lo hace por comodidad…¡Poneos serios!

Cada uno conoce a su hijo y sabe lo que le funciona mejor ¡Utilizadlo!

Hasta el recurso que dicen madres con hijos preadolescentes o adolescentes: “lo único que me queda es cepillarle los dientes con lo mayor que es

¿Sabeis la respuesta?: “pues por supuesto , si es la única manera así evitaremos que enferme

No es manera de fomentar el aprendizaje,pero evitaremos males mayores.

Aunque si os digo la verdad….¡A veces funciona!

 

¿Porqué es importante crear el hábito desde pequeños?

Porque se forjan con mayor facilidad y eficacia en los primeros años de la vida.

Desde que nacen debemos realizar sus cuidados dentales acordes con su edad y dentición,así ellos poco a poco van asimilando la necesidad de la higiene de su boca.

niña cepillandose los dientes

Lo habitual es que el aprendizaje se realice de la siguiente manera:

A los 3 años se inicia en el cepillo de dientes

A los 4 años se lava los dientes recordándoselo

A los 5 años se los lava sin recordárselo.

A partir de los 6 años debéis revisarlos una vez al día

 

 

¿Cómo desarrollar hábitos sanos?

Establece rutinas claras , estables y ¡házlas cumplir!

Hay que ser estrictos,el cepillado dental es salud y con eso no se juega.Esto es importante y hay que hacer que lo entiendan, sólo así interiorizarán la necesidad de la rutina.
La adquisición de hábitos en los niños generan en ellos orden, seguridad y confianza. Aunque a veces se rebelen.

El hecho de poco a poco ir siendo cada vez más autónomos también es muy beneficioso para ellos.

Por todo esto si vuestros hijos tienen problemas con el cepillado dental o estaís inmersos en la tarea del aprendizaje inicial….¡Paciencia! ¡Lo conseguiréis!

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *